miércoles, 1 de junio de 2016

¿Por qué escribo?



 ¿Por qué escribo? ¿Para qué?....

Escribo para no sucumbir, para seguir andando para enfrentar los miedos, sobrevivir naufragios, para escuchar las voces, para habitar mi cuerpo, para sentir el tiempo como viento que pasa, para leer las calles, los ojos  y las manos, para seguir viviendo.  Para evadir el vuelo de negras mariposas o lanzarme al abismo sin abrir el  paraguas.
  
Escribo para enmendar recuerdos y deambular por ellos, para saltar los límites, para soñarme otra y arbitrariamente crear nuevos modos de hospedarme en el mundo. Para dejarme invadir en secreta corriente por palabras intrusas.

Escribo para gastar la vida, para apropiarme de ella, para buscar un umbral o imaginarlo, para esquivar la muerte, para librarme de mi o de los otros o para no librarme.  Escribo porque sí, porque respiro y el pulso de la vida me lo exige.  

viernes, 16 de octubre de 2015

NO ERA UN VIERNES






"hablarte o deshablarte/dolor mi/
manera de tenerte/destenerte"
Juan Gelman



No era un viernes para leer a Gelman
y sus hemistiquios dolorosos
No era un día
No era un viernes para una Carta Abierta.

De pronto
una fisura por donde se despeñan los adioses
todos  todos
los que no se nombran
los que siempre se silencian
Esas recordaciones que no tuvieron voz
desapenadas
ocultas.

No es un dolor que  pueda conversarse
porque con dificultad se le respira

La palabra: a veces una derrota ineludible.



martes, 7 de julio de 2015

DESCIENDO LA MONTAÑA



DESCIENDO LA MONTAÑA


Aún recuerdo la cima
pero ya no la anhelo
otros son los sentidos que me ocupan
en tantas dimensiones y legados.


Acepto lo que la marcha impuso
- no siempre he sido yo, quien eligiera -
y muchas veces incliné la cabeza
esperando pasaran las borrascas
el descenso apacigua finales.


A cada paso me enraízo en lo profundo
repaso cada surco de recuerdos
doy el justo lugar a lo vivido
mientras sigo la senda que desciende
y una remota savia va surcando mis venas.

viernes, 15 de mayo de 2015

ABATIR EL AMOR



ABATIR EL AMOR


... y convertimos el Amor
en intromisiones y costumbre
opacamos su luz
ensuciamos la copa
 —y algunas veces—
la volvemos añicos.


Sin pensar que el fluir genuino
nos llevaría por otros derroteros
y la apropiación del otro no era tan necesaria


Nos prohibimos el gozo del instante
lo trocamos por inútiles planes y promesas
menguamos la vivencia
con agendas secretas
que promulgan
como deber del otro,
                                  complacernos


Y estuvimos allí y no estuvimos
y ahora mismos estamos y no estamos
triviales
fragmentarios
maquinales…


miércoles, 14 de enero de 2015

FRACTALES





"Los fractales se caracterizan por un elemento básico que se repite 
un número infinito de veces, a diferentes escalas sobre toda su extensión."






Entre la niebla matinal del trópico

se alza una semilla volandera

por cada día en el árbol de la vida

que germina en el brazo 

de Orión de la Vía Láctea.




Los rayos solares

no parecen moverse

pero alumbran

en el  profundo a h o r a.




Un ave se posa sobre el árbol



A Europa



                 llega puntual la noche.